Samuel y Paola: desde la cancha, como niños, líderes y ahora tutores