Estudiantes de la Universidad Loyola de Chicago compartieron junto a los niños del barrio de Pucusana