Antonia Canales e Ignacio Saavedra jugaron junto a niñas y niños del barrio Isla de Chiloé